Marta Torres

Instructora de pilates i moviment

Un sueño: Cumplido mi hijo Liam
Por cumplir año sabático en Indonesia

Un recuerdo: Instantes antes, preparada ya en el escenario, para presentar en TV un nuevo proyecto discográfico que sacamos a la venta hace ya algunos años. Satisfacción, orgullo, nerviosismo, ilusión, recompensa, mucho por vivir. En ese instante, mientras nos presentaban pensé ya? Por fin! Lo que un día fue una ilusión hoy, ese día, iba a ser una realidad. No dejes de soñar.

Un consejo: Cultiva tu mente, no sin descuidar tu cuerpo, ya que este es el templo donde tu mente habita. “Mente in corpóre sano”
Por que hacer deporte?
Porque tu cuerpo sencillamente lo necesita y tu mente también, nos ayuda a equilibrar la mente, a ser más felices, a sentirnos mejor, a retarnos, motivarnos, ser más libres, independientes y ligeros en la vida en general. Fluye!

Algo sobre mi: Inicio mi formación como bailarina a los 7
años de edad, en las escuelas más importantes
de Barcelona, Madrid, NY y Londres, trabajando profesionalmente como bailarina en diferentes eventos, publicidad, programas de TV como “Cronicas Marcianas”, cuerpo de baile de artistas internacionales como Rihana, Shakira o Enrique Iglesias, para más adelante dedicarme plenamente al teatro musical. Durante los últimos años me interese por técnicas corporales que realmente
resultasen beneficiosas para el cuerpo y la salud y me adentro e interesó por el Gyrotonic Expansion System® formándose en Gyrotonic® y Gyrokinesis®, Pilates, Pilates aéreo, hipopresivos, Power y Hatha Vinyasa Yoga.

“La vida es un viaje espléndido, y para vivirla solo hay una cosa que debe evitarse: el miedo”

Scroll to top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

*Además, tenemos un regalo de bienvenida esperándote.